Imagen Final

Posted: December 15, 2010 in Etapa IV. Caída y adaptación del producto

En este último punto nos centraremos en el camino que pensamos tomar cuando el producto llegue a su inevitable final. Hay que anticiparse a su muerte y, habiendo analizado casos precedentes, preparar ciertos mecanismos que le permitan permanecer no sólo en el recuerdo sino en activo en el mercado a pesar de su retirada. Explotar bien la imagen y los recursos que hayan dejado es una labor importantísima para seguir aumentando los ingresos a costa del fenómeno social que se ha causado a su alrededor. No hay que dejar que la imagen desaparezca, ha de seguir en boga. Una de las opciones es la de realizar un film sobre el grupo.

‘Let It Be’ de The Beatles fue lanzada cuando la tensión entre los componentes vaticinaba el final del grupo y fue aclamada por el público.

Asimismo, ‘Yellow Submarine’ fue vanguardista, excitante, algo realmente nuevo en el mundo de la animación y con un tremendo éxito.

El argumento de este último narra las peripecias de unos Beatles dibujados, sobre un universo irreal de fantasías psicodélicas, con seres y espacios evocadores de esta estética. Toda esta mezcla consiguió entusiasmar a los seguidores como nunca otra película lo había hecho.

He aquí el primer fragmento de tan aclamada obra:

Otro ejemplo más claro fue el ‘Spice World’ (1997). Las Spice Girls fueron un producto corto pero intenso y llegó a calar a pesar de su brevedad, gracias entre otras cosas a su película y a su álbum de cromos con el que se hizo merchandising incluso después de la desaparición del grupo.

La difusión de documentales es otra opción para los fans curiosos. ‘Pleasant in dream’ de The Ramones o ‘Some kind of monster’ de Metallica están considerados como piezas de culto y se siguen vendiendo en las tiendas.

Otro componente importante para seguir siendo noticia son las declaraciones, las apariciones en público y en prensa, sobre todo si suscitan la polémica y  la controversia. Por ejemplo, J.Lenon criticó a la primera dama filipina y opinó sobre el declive de la religión. Phil Anselmo (de ‘Pantera’), por su parte, declaró: “He vuelto de la muerte para joder a los medios de comunicación”. También Dave Mustaine (Megadeth) se suma a la lista: “Si hubiera seguido en Metallica ahora mismo seríamos más famosos que los Beatles”. Las polémicas, para bien o para mal, venden; y sacar trapos sucios de los antiguos compañeros en la televisión también.

Ace Frehley (Kiss): “Ni volvería a KISS ni me dejaría maquillar, por supuesto”.

Rob Halford (Judas Priest): “Jamás volveré a Judas Priest”.

El tema de las drogas siempre da mucho que hablar y confesar los vicios siempre otorga protagonismo una vez más. El díscolo Steven Tyler (Aerosmith) declaró: “Hubo una etapa en mi vida que me estaba metiendo una tercera parte de la economía colombiana por mi nariz”. Veamos que les pasó a Black Sabbath:

Una solución menos conflictiva pero tanto o más satisfactoria económica y socialmente y que ha traído muy buenos resultados a quienes han optado por la misma, es la puesta en venta de recopilaciones y libros o cómics sobre la historia y anécdotas del grupo.

El libro ‘Los tesoros de Michael Jackson’ ha volado de las estanterías y en general se han triplicado las ventas que cuentan la vida de los grandes de la música. Del mismo Jackson o de los Beatles aparecen hoy en día discos remasterizados y con rarezas que siguen siendo números uno en venta. A veces se incluyen en cajas con las que regalan tazas, camisetas o chapas.

Todo esto es una buena fórmula para seguir explotando los derechos, siempre dejando algo con lo que poder hacer en un futuro un nuevo disco que atraiga a los fans. La celebración de aniversarios representativos del grupo suele ser una fecha clave para lanzar nuevos productos (mochilas, estuches, figuras de los componentes…).

Los artistas, como bien se ha dicho, pueden seguir en el panorama de la actualidad. Ya sea musicalmente haciendo giras en las que colaboren: así Freddie Mercury y Monserrat Caballé hicieron un dueto, o Miguel Ríos, que aparece habitualmente con las nuevas promesas del rock en alguna canción de sus álbums (‘Te lo dije’ de Quique González o ‘Insurrección’ de Manolo García). O convirtiéndose en productores: Pablo Cebrián.

Otra opción es convertirse en un personaje del corazón, salir en reality shows, presentar o colaborar en programas de radio o televisión o convertirse en un personaje importante dentro de la producción musical. Los premios y la relevancia musical muchas veces se adquiere tras los éxitos y al finalizar la carrera musical. Una forma de seguir dentro del campo es realizar bandas sonoras para series o películas o incluso hacer algún cameo en ellas.

Bruce Springsteen es un ejemplo de todo esto, salió triunfalmente en ‘High Fidelity’ y compuso la canción “The Wrestler” para la película del mismo nombre. Por ambas cosas ha recibido sus últimos premios (aunque tiene un Óscar y varias nominaciones por otros temas suyos en distintos films).

La imagen final es importante, a nivel económico y personal. Cuando Enrique Bunbury dejó ‘Héroes del silencio’ provocando su disolución, los fans esperaron que le fuera mal en solitario para que el grupo se volviera a juntar. Por suerte sólo fue temporal y terminaron siguiéndole tan fielmente como antaño. El libro sobre sus canciones y biografía ayudó a recuperar a sus fans y a crear una nueva imagen sobre sí mismo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s